Tipos de Cuello

E-mail

Tipos de Cuello

1 El amplio cuello inglés o turndown collar es el cuello más formal y a la vez el más discreto. La distancia que hay entre las dos puntas puede variar.

De este modo, tanto los ejemplos 2 - 3 - 4 como el 11 sirven como muestra del cuello inglés. Como un cuello ancho cubre más el cuello, parece que vista más. Además, un cuello amplio ofrece mayor espacio para corbatas más anchas y más gruesas. En camisas a medida, la anchura se confecciona individualmente. Así se puede conseguir que un cuello largo, por ejemplo, parezca más corto, al igual que un cuello corto puede parecer más largo con un modelo más estrecho.

5 Este elegante modelo tiene diferentes nombres. Es el mismo que vemos en los ejemplos 6 - 7 . En inglés se llama cutaway collar o spread collar. Para nosotros es el "cuello italiano". El nombre inglés se refiere a las típicas puntas separadas. De hecho, este modelo tiene una forma tirada hacia atrás que deja ala descubierto el nudo de la corbata. El cuello italiano es más elegante que el clásico cuello inglés. No es raro verlo en el sur de Europa, vestido con y sin corbata por hombres con estilo. Se lleva con corbatas gruesas y un poco más anchas. Como las puntas están tan separadas, la corbata destaca mucho más.

8 El pin collar también es un tipo de cuello muy norteamericano; de hecho, así se le llama en España: cuello americano. Las puntas se unen mediante agujas de diferente tamaño. De esta forma el pin collar es una variación del tab collar. Aunque este cuello puede ser muy elegante, generalmente a los hombres europeos les parece demasiado amanerado. Además como la pieza de metal es reflectante, distrae la mirada de la persona que está enfrente de la que lleva este cuello. El pin collar tan sólo se puede llevar con las puntas relativamente juntas, por eso también aquí aparecen las desventajas del cuello inglés.

9 Hace mucho que el cuello de quita y pon dejó atrás su etapa de esplendor. En la actualidad, lo llevan sólo los dandys, los nostálgicos y los hombres muy ahorradores. El cuello de quita y pon sigue formando parte de la colección estándar de muchos camiseros ingleses. Aunque su manejo es un tanto incómodo, este modelo arcaico aún fascina a muchos hombres. Con el viejo cuello de quita y pon ocurre lo mismo que con objetos anticuados: en cuanto nos encontramos con alguno de ellos no podemos resistir la tentación de probarlo al menos una vez, como sucede con las cuchillas de afeitar, los camisones o los tirantes.

10 El auténtico soft roll collar de Brooks Brothers disfruta de una situación única entre el resto de cuellos. Queda igual de bien tanto como con como sin corbata. Con corbata viste mucho, ya que es bastante ancho. Aun así, el cuello de botones sigue siendo menos formal que otros. Esto es debido a su tejido blando y al toque deportivo de las puntas abotonadas. Tan sólo los fabricantes norteamericanos consiguen hacer bien este modelo: las versiones europeas a menudo suelen acabar con un cuello demasiado estrecho que no se dobla como el de una auténtica camisa Brooks Brothers, y con unas puntas formando un ángulo erróneo.

12 Los cuellos americanos se alejan de modelos más tradicionales. Supuestamente fue el príncipe de Gales, más tarde Eduardo VIII, quien lo llevó por primera vez durante un viaje a EE.UU. Los norteamericanos acogieron este estilo con gran entusiasmo. Hasta hoy, este cuello es más apreciado en EE.UU. que en Europa, a pesar de que la pequeña trabilla destaque con elegancia el nudo de la corbata. Sin embargo, este modelo tiene la desventaja que no se puede llevar sin corbata, lo que puede ser un problema para el hombre en viaje de negocios que tras el trabajo quiere ir a tomar un aperitivo con las camisa abierta. Seguramente, para muchos hombres el manejo del cuello americano es demasiado incómodo.